Español English
Besonias Almeida Arquitectos | Casa Katz | Besonias Almeida Arquitectos

Casa Katz

Ubicación: Mar Azul, Provincia de Buenos Aires, Argentina
Proyecto y Dirección: María Victoria Besonias, Luciano Kruk
Colaboradores: Alejandro Sánchez
Superficie del terreno: 595m2
Superficie construida: 95m2
Año de construcción: 2007
Fotos: Guilherme Morelli

MEMORIA
María Victoria Besonías

El lote donde debíamos construir la casa era una esquina de similar orientación y medidas al de la Casa de Hormigón pero muy diferente en cuanto al paisaje. Se trataba de un recorte del bosque con una suave pendiente paralela al frente mas largo con ejemplares de pinos de troncos especialmente robustos. La particularidad del sitio (que luego resultó un dato determinante de la propuesta) es que contaba con un sector importante libre de árboles que inmediatamente juzgamos como de ubicación estratégica para resolver el programa de aproximadamente 90 m2 pedido por los clientes. Solo se necesitó remover un pino y de esa manera nuevamente un prisma alargado nos sirvió para dar cobijo a requerimientos funcionales casi idénticos a los de Casa de Hormigón. Pero fue el lugar el que sugirió la solución e hizo la diferencia, ya que en este caso ni la topografía ni las vistas eran determinantes de una disposición de los ambientes que diferenciara claramente una fachada de servicio de una principal. Se optó entonces por intercalar los baños con los dormitorios y la zona de estar perdiendo en flexibilidad, pero ganando en mayor intimidad entre los ambientes.

La relación de indeterminación (siempre buscada) entre interior y exterior, en esta ocasión, quedó formalizada por el “entrecruzamiento” del lugar de actividades comunes de la casa con dos expansiones (materializadas con un deck) con usos diferenciados: la que da al frente mas largo del terreno como una explanada de ingreso o un estar al exterior algo formal y la otra como lugar mas íntimo para hacer asados o descansar mas relajado, oculto de las vistas desde la calle. A un lado de este sitio clave del proyecto queda la cocina en voladizo (resolviendo una depresión del terreno) con una abertura alta por la que se aprecia la tupida copa de una acacia y que a la vez impide las vistas desde la calle que da al frente mas angosto. Hacia el lado opuesto un pasillo con vistas también altas en todo su recorrido va vinculando los ambientes mas íntimos de la casa hasta culminar en el dormitorio principal con una generosa abertura hacia el fondo del lote donde el bosque es muy espeso y el médano se eleva de forma que la casa se va haciendo menos visible. Este lugar de paso tiene la particularidad de que se cierra con un “muro con espesor” que contiene los lugares de guardado tanto interiores como exteriores y que se formaliza hacia afuera con un tabique de tablas de quebracho de igual forma que la “tapa” del prisma de hormigón que resuelve la fachada de la cocina.

Desde el punto de vista estructural la losa descansa en una viga invertida que recorre longitudinalmente uno de los lados de la planta , se transforma en tabiques de hormigón que son cerramiento y estructura, posibilitando grandes vanos de piso a techo. En el lado opuesto, la losa apoya en una serie de tabiques que determinan la zona de guardado.